Equipo de invierno para fotógrafos

winterlake
Estos días esta rondando por toda Europa una ola de frío siberiano, aquí en Bruselas parece que no quiere dejar de nevar y se hace duro salir a sacar fotos. Sin embargo, como fotógrafo de localizaciones, he ido desarrollando preferencias por cierto equipo que me ayude a permanecer quieto a la intemperie durante toda una jornada de forma relativamente confortable.
La ropa
Empecemos por lo más importante. El calor se escapa de el cuerpo principalmente por los extremos, así que es primordial mantenerlos lo más protegidos posible.
Esto es especialmente importante para nuestras manos, que son nuestra principal herramienta. Para cubrirlas utilizo unos guantes interiores de seda, que se pueden comprar en tiendas de montaña. Estos te permiten manejar la cámara o escribir sin quitártelos. Los acompaño de unos mitones cuando necesito movilidad en las manos y por unos guantes de thinsulate cuando no lo necesito.
Para la cabeza utilizo un gorro de lana estilo beanie, porque no tiene visera que moleste y tapa también las orejas. Junto con una bufanda es suficiente en la mayoría de ocasiones. En los pies utilizo calcetines térmicos y botas con buena impermeabilidad, ya que si se te mojan los pies se acabo el día. Para conseguir impermeabilidad extra suelo utilizar un spray impermeabilizante que venden en la mayoría de zapateros.
En el cuerpo hay que seguir el principio de las tres capas. Una capa interior directamente contra la piel que te mantenga seco. Para ello lo mejor es una segunda piel, que puedes comprar en tiendas de montaña, y nunca algodón si vas a hacer ejercicio. Generalmente sólo utilizo esta capa en el torso.
La segunda capa es la que da calor. Un buen jersey de lana suele ser una buena opción, y para las piernas utilizo unos pantalones de snowboard, que me proporcionan las dos últimas capas pero tienen el aspecto de unos vaqueros. Hay que tener en cuenta que tu aspecto también es importante, haciendo fotografía callejera querrás pasar desapercibido y trabajando con modelos no querrás parecer un pervertido salido de las montañas.
La tercera capa es la que te aísla del exterior, como un cortavientos, pero en ciudad suelo utilizar cuero tratado o un abrigo largo, menos llamativo.
winterchurchEl equipo
Además de esto hay cierto equipo que se hace especialmente útil en esta época del año.
Empezando por la cámara, hay que sacarla de casa siempre dentro de la mochila. Los cambios bruscos de temperatura hacen que se condense agua en el interior, lo que la dejaría inutilizada durante un buen rato al empañarse las lentes. Al sacarla cubierta se va aclimatando a la temperatura exterior poco a poco, y unos minutos más tarde ya puedes empezar a disparar. Lo mismo cuenta a la hora de volverla a meter en casa.
Siguiendo con la mochila, una funda impermeable para ésta y unos sobrecitos de sílica-gel ayudarán contra la humedad.
Es especialmente útil llevar baterías extra, ya que el frío provoca que se descarguen rápidamente. Además, es importante mantenerlas lo más pegadas al cuerpo posible, en bolsillos interiores, para que así conserven el calor.
Unos calentadores de trípode, una especie de fundas que se colocan en cada una de sus patas para tener un mayor confort durante su manejo. Ten en cuenta que estos suelen ser de metar y van a estar muy fríos.
Una bolsa de plastico, si se pone a llover con un par de agujeros tienes una funda para proteger tu cámara de la lluvia, y si se pone realmente mal te dará un extra de impermeabilidad para la cámara dentro de la mochila.
También suelo llevar un keffiyeh (turbante) durante todo el año, debido a su utilidad, y una manta térmica plata/naranja si se trata de una salida al monte.

Deja un comentario